Seleccionar página

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) presentó el nuevo equipamiento de su laboratorio nacional ubicado en la localidad bonaerense de Martínez, e informó sobre un aporte de US$ 9 millones por parte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que tiene como objetivo centralizar el sector Vegetal en esas instalaciones, y así fortalecer su contribución a la salud pública y sostener e incrementar los mercados de exportación.

«El Laboratorio del Senasa es considerado el primero en su tipo en América Latina y un actor fundamental a la hora de impulsar la exportación de productos agroalimentarios, por lo que fortalecerlo garantiza el desarrollo de cadenas agroalimentarias inocuas y llegar a nuevos mercados», sostuvo el vicepresidente del Senasa, Rodolfo Acerbi, en una conferencia de prensa con medios acreditados, entre ellos Télam, tras una recorrida por los laboratorios.

En este sentido, Acerbi consideró «importante modernizar este laboratorio para la detección precoz y la atención temprana de, por ejemplo, la presunción de una plaga o enfermedad y, si fuese necesario, aislar rápidamente el problema y que no se expanda».

«La primera etapa merece un segundo proyecto, que salió aprobado por el BID, y a partir del año que viene mejoraremos capacitaciones, equipamiento, pasaremos a tener mejores miras telecóspicas y armas, para que los francotiradores (los científicos y especialistas) puedan tener los elementos para que este país mantenga, a pesar de que se está contrayendo en gente, un equipo de excelencia para que el comercio avance», se explayó.

En esta línea, Acerbi recalcó que «el Senasa tiene que ser la solución, por ejemplo, para exportar cerezas, uvas, carne y mantener el status libre de influenza aviar».

En tanto, la directora general de Laboratorio y Control Técnico (DGLyCT), Ana María Nicola, junto con los directores de los laboratorios Animal, Rodrigo Balzano, y Vegetal, Leonardo Belgorodsky, encabezaron una recorrida por las instalaciones donde se mostró el equipamiento con el que cuenta el Senasa y brindaron detalles sobre inversiones en proyectos a realizarse en el complejo, cuya finalidad es la centralización del laboratorio Vegetal a la localidad de Martínez.

«En un año o a lo sumo en tres, estimamos poder completar el proceso», vaticinó Nicola en diálogo con esta agencia, y precisó que «este laboratorio salió alrededor de US$ 20 millones hace más de 10 años, y con este nuevo proyecto, va a haber una inversión del BID de alrededor de US$ 9 millones sólo para equipamiento».

Share This
×