Seleccionar página

Los gobernadores de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, de Córdoba, Martín Llaryora; y Entre Ríos, Rogelio Frigerio, protagonizaron este jueves una cumbre de mandatarios de la Región Centro con el eje puesto en la deuda que mantiene el Gobierno nacional con las cajas de jubilaciones de las tres provincias.

Coincidieron en que la resolución debe ser “urgente”, que es momento para que la Corte Suprema de Justicia de la Nación tome una decisión frente a los reclamos presentados, y que el apoyo de los tres a la Ley Bases “para darle gobernabilidad” a la Casa Rosada no implica desistir de sus reclamos.

El encuentro se realizó en la Casa de Gobierno de Santa Fe y en la previa de los discursos de los mandatarios, expusieron los titulares de las tres cajas previsionales, quienes describieron el escenario de la millonaria mora y los problemas que eso genera en las cuentas provinciales. Jorge Boasso, secretario de Seguridad Social santafesino, detalló que la deuda de la Nación ronda los $800.000 millones, con junio incluido. Y en lo que va de este año, el endeudamiento asciende a $172.000.

“A ese déficit lo afronta la provincia por Rentas Generales, es decir, lo pagan todos los santafesinos”, dijo. Adrián Daniele, de Córdoba, sostuvo que esa administración cumplió con todos los requerimientos de la ANSES, por lo que el organismo no puede cuestionar lo que se demanda. “Córdoba, además, hizo todas las reformas legislativas necesarias para adecuar su sistema al nacional y aun así, continúa el incumplimiento nacional que este año ya es de $162.279 millones”, señaló. Agregó que si se actualiza esa suma con el índice del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), como lo establece la legislación vigente, la deuda trepa a los $431.290 millones.

Share This
×