Seleccionar página

En abril los despachos cayeron un 36,8% en comparación con el mismo mes de 2023. En el cuarto mes del año, el 61,7% del vino vendido fue en botella, el 35,8% en envase tetra brik y el 2,5% en damajuanas.

Las ventas de vino riojano en el mercado nacional sufrieron una caída del 36,8% en abril con relación al mismo mes de 2023.

Los datos difundidos en el informe mensual que elabora el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) y a los que se tuvo acceso, revelaron que en abril el consumo de vino riojano en el mercado interno fue de 10.662 hectolitros (hl), mientras que en igual mes de 2023 se habían vendido 16.878 hl en el sector. Esta diferencia negativa se tradujo en una caída interanual del 36,8% en las ventas.

El informe del INV determinó además que en abril el 61,7% de lo comercializado fue en botella, el 35,8% en envase tetra brik y el 2,5% en damajuanas.

A su vez, el 67,2% del volumen vendido corresponde a vino varietal, el 23,3% a vino sin mención varietal y el 9,5% a regional.

Los datos del informe del INV revelaron también que el 82,4% del vino comercializado en abril proviene de Mendoza y el 12,7% de San Juan. La tercera provincia en importancia es La Rioja, seguida por Salta y Neuquén.

Por otra parte, en abril a nivel país las ventas de vino alcanzaron un volumen de 541.193 hl, lo cual evidencia una caída del 10,9% con respecto a igual mes del año anterior. Esto significa que en abril las ventas de vino riojano quedaron casi 26 puntos porcentuales por debajo de la media nacional.

EconomiaRiojana

Share This
×