Seleccionar página

Este 14 de junio se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre recordaron la importancia de donar sangre. En el país se requiere que 1 millón de personas done sangre al menos dos veces al año para sostener la demanda.

Este 14 de junio se celebra el 20° aniversario del Día Mundial del Donante de Sangre, una fecha establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para reconocer y agradecer a los donantes de sangre voluntarios por su contribución vital a nuestra sociedad.

En este marco, la directora del Centro Regional de Hemoterapia, Gabriela Liendo quien habló sobre la importancia de donar sangre y cuál es el principal problema que se enfrenta desde Salud Pública para contar con sangre disponible.

«La gente dona sangre, lo que nos falta es lograr la habitualidad. Es decir, se necesita que el donante que fue a una campaña, siga donando una vez pasado el tiempo necesario de la donación anterior. Esa habitualidad nos está faltando. En la Argentina necesitamos 1 millón de personas que donen sangre por lo menos dos veces al año», afirmó.

Liendo precisó que « 7 de cada 10 personas necesitarán una transfusión de sangre en algún momento de sus vidas. No tenemos que esperar a necesitarla porque cuando la necesitamos ya es tarde. La necesidad de sangre es universal, todos podemos necesitarla en algún momento y lamentablemente el acceso a esos hemocomponentes no lo es porque nos faltan donantes, es un grave desbalance y una dolorosa situación», sostuvo.

Liendo agregó que donar sangre «no debe ser una obligación» y que recibirla «es un derecho».

¿Qué se necesita para poder donar sangre?

Pueden donar sangre la mayoría de las personas sanas (que no posean infecciones que se puedan transmitir por transfusión de sangre), de entre 16 y 65 años y con un peso mínimo de 55 kilos. Es fundamental estar bien hidratado, no haber ingerido alcohol en las últimas 24 horas y haber descansado como mínimo 6 horas la noche previa a la donación.

También es importante desayunar usando azúcar y evitando lácteos. Si se padece diabetes pero no se es insulinodependiente o si se tiene hipertensión arterial pero se está bajo tratamiento y control también se puede donar. Si se tuvo dengue, se puede donar después de 30 días de haber recibido el alta médica.

«Para donar no es necesario sacar un turno previo, sí es necesario estar preparado, no haber tomado medicación antibiótica ni estar con ningún cuadro infeccioso», amplió Liendo.

La funcionaria subrayó además que no es indispensable el ayuno para poder donar. «Al contrario, nosotros preferimos que el donante vaya desayunado, habiendo consumido un desayuno importante siempre y cuando no tenga leche ni alimentos con grasa», indicó.

Share This
×