Seleccionar página

Ante la llegada de los primeros fríos y el aumento de la circulación de los virus respiratorios, el Hospital Garrahan llama a reforzar la vacunación a los niños de entre 6 y 24 meses, aplicar la vacuna contra el virus sincicial respiratorio a embarazadas entre las semanas 32 a 36,6 de gestación y poner en práctica medidas de prevención como la ventilación de los ambientes y el lavado frecuente de manos.

La bronquiolitis es una infección respiratoria aguda que ocurre con mayor frecuencia en los meses de otoño e invierno y afecta sobre todo a los lactantes y niños menores de 2 años. Puede ser causada por distintos virus, pero el más común es el VSR.

Afecta las vías aéreas pequeñas (inflamación de los bronquiolos) y los síntomas más comunes son dificultad para respirar, agitación, fiebre, catarro nasal y conjuntivitis. Si los síntomas empeoran o persisten, se recomienda consultar en centros de salud cercanos al domicilio.

“Esta vacuna produce anticuerpos que traspasan la placenta y protegen al bebé hasta los 6 meses de nacido, que es la etapa de mayor riesgo”, informó María Teresa Rosanova, jefa de Epidemiología e Infectología del Garrahan.

Otro virus que puede producir patología respiratoria es el de la influenza. Deben recibir esta vacuna los niños menores de 2 años, aquellos con patologías crónicas, cardiacas, pulmonares, renales, reumáticas, entre otras, embarazadas y el personal de salud.

“Si bien los casos de coronavirus han disminuido no debemos dejar de tener al día estas vacunas y sus refuerzos, que se pueden aplicar en simultáneo con otras vacunas como la antigripal”, sostuvo Rosanova.

Share This
×