Seleccionar página

También se determinó que dicho lugar había sido clausurado el año pasado por el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires y que, a pesar de ello, continuaba funcionando. Las instalaciones edilicias se encontraban en pésimas condiciones de mantenimiento.

Agentes de la División Delitos Contra la Salud Pública, procedieron a la clausura de un geriátrico ilegal en Ezpeleta, por los delitos de Trata de Personas y Explotación Laboral, rescatando a 25 ancianos a los que tenían hacinados y bañaban con agua fría.

Informaron que la investigación se inició a partir de una denuncia efectuada en el Juzgado Federal de Primera Instancia de Quilmes. Finalmente comprobaron que el domicilio funcionaba “una residencia para adultos mayores clandestina, camuflada en una zona rural con su frente disimulado por abundante vegetación”.

Asimismo, se determinó que dicho lugar había sido clausurado el año pasado por el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires; sin embargo continuaba funcionando. También las instalaciones edilicias se encontraban en pésimas condiciones de mantenimiento.

Share This
×