Seleccionar página

“Debido a la virulencia y ferocidad del ajuste económico que está aplicando el Gobierno Nacional”, sostienen respecto a “las medidas económicas recesivas del gobierno que impactan negativamente en el sector del turismo”.

Un informe elaborado por el Frente Renovador aseguró que “Argentina enfrenta una crisis turística sin precedentes debido a la virulencia y ferocidad del ajuste económico que está aplicando el Gobierno Nacional”.

Señalan que las medidas económicas recesivas impactan negativamente en el sector: “El aumento irracional de las tarifas de luz, gas, agua, entre otros servicios, sumado a la falta de incentivo al turismo por parte del Estado Nacional, está rompiendo el mercado interno generando, también, más desempleo y caída de Pymes, como ocurre con otros sectores”, alertaron.

De acuerdo a los datos que toman como referencia “las ciudades turísticas clave registran ocupaciones hoteleras por debajo del 20% y la gastronomía sufre una baja interanual del 12%. De hecho, apuntaron que la temporada de verano pasada registró un desplome del 18%”.

Asimismo, señalaron que “la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) reportó una pérdida del 12% en la industria gastronómica. Esta disminución es la peor de la última década, con el consumo en restaurantes desplomándose y los establecimientos luchando por sobrevivir”.

“Esto es producto de que al contexto económico, que incluye los tarifazos en los servicios, se suma la liberación del mercado de alquileres, que ha puesto aún más presión sobre los costos de mantenimiento”, consideraron.

El costo del servicio eléctrico subió un 402% en los últimos 6 meses. “Esto impacta en los costos de operación de los servicios turísticos y gastronómicos que se ven reflejado en los precios de los servicios. A esto se le suma la licuación del poder adquisitivo de turistas dejando un techo muy bajo para el consumo”, agregaron.

Respecto al pasado fin de semana largo, indicaron que “tanto en la gastronomía como en el rubro hotelero, las consecuencias están siendo alarmantes y la caída de las plazas hoteleras se siente en cada rincón del país: Bariloche, un destino turístico emblemático, ha visto su ocupación hotelera desplomarse a menos del 20% en la presente temporada baja”.

“En Pinamar, más del 50% de los comercios que abren todo el año, no lo hicieron este fin de semana largo, y Mar del Plata, en el fin de semana largo del 14/06 registró una ocupación del 35% y, para el siguiente, sólo el 65%”.

“Esta caída muestra una tendencia nacional donde la falta de turistas por la caída del poder adquisitivo está causando el desplome en la ocupación. La Asociación de Hoteles de Turismo (AHT) alerta sobre una dramática disminución en la demanda debido al contexto de incertidumbre y recesión económica”, sostiene el informe del Frente Renovador añadiendo que “el incremento en costos fijos, como la calefacción, electricidad entre otros, está llevando a muchos negocios al borde del cierre”.

En resumen “los números alertan pérdidas de rentabilidad y crisis en el sector turístico. La ineficiencia del Estado para generar políticas de incentivo al turismo, sumado a la licuación de los salarios por el brutal aumento de servicios esenciales y la incertidumbre de los argentinos, dejan como saldo un sector turístico cayendo estrepitosamente”, denunciaron.

Share This
×