Títulos Tapas Papel Video Contacto Login
  • Tapa de la semana
  • Contratapa de la semana
  • Foto que habla
  • Foto del recuerdo
    • Banco Macro
    • Claro
  • Registrate
  • Complejo Cable Carril
  •  90.5 - La letra que nos une
  • Te gusta!
  • Cooperativa La Riojana

Deben eliminar caños a lagunas, trasladar residuos peligrosos y remediar el pasivo

La Justicia Federal intimó a la curtiembre: si no cumplen con la Ley, la clausurarán

¿Qué no hemos escrito ya sobre la situación de la curtiembre de Nonogasta, desde que se llamaba Yoma, hasta que pasó a llamarse Curtume CBR? Como era de esperarse, la situación volvió a colapsar, esta vez de la mano de la Justicia Federal, que “trabó” todo movimiento de residuos industriales de la curtidora, tras una denuncia sobre irregularidades. La empresa no tuvo mejor idea que enterrar sin tratar sus residuos, razón por la que vecinos reaccionaron, ambiente debió actuar, y la Justicia emplazó en 30 días a retirar caños que llevan desechos a las lagunas, trasladar sus residuos peligrosos a una planta de tratamiento en Catamarca, y 60 días para presentar un plan de remediación. De no cumplir con esas tres condiciones, la empresa será clausurada.

Es lo que dice la nueva resolución emitida por el Juzgado Federal, con firma del Secretario Federal, Dardo Herrera. En la notificación enviada a la Curtiembre, Medioambiente de la Provincia y el Municipio local, la Justicia Federal fue clara en su intimación para con la empresa curtidora que desde hace ya 33 años procesa cueros en el corazón de Nonogasta, vertiendo millones de litros de agua con desechos industriales, a tierra limpia, a sólo 300 metros detrás de la planta.

Cuando el grupo brasilero Curtume CBR se hizo cargo de la empresa en 2008, lo había hecho bajo dos condiciones: 1) Que Nación les otorgue promoción industrial. 2) Que las administraciones de los Estados Nacional y Provincial se hagan cargo de la construcción de una planta de tratamiento de efluentes que trataría los olores, recuperaría el agua para regadío y eliminaría el cromo, el peligroso metal que tiene en vilo a la sociedad desde hace tantos años, y que también fue señalado como responsable de una enorme cantidad d casos de cáncer en la pequeña comunidad de Nonogasta, que en 2015 había registrado 40 casos de cáncer, en una población de 7 mil habitantes. Según el Instituto Nacional de Cáncer, Argentina presenta 217 casos cada 100 mil habitantes (Un 0,2% de la población). La pequeña comunidad triplica esa media, llegando al 0,6% de afectados.

La cuestión es que la empresa continúa generando conflicto social, a través de un mal comportamiento, amparándose en que genera 850 puestos de trabajo, de los cuales sólo 250 son de esa comunidad.

El Municipio tomó cartas en el asunto, a manos de la Intendente Silvia Gaitán, quien manifestó que desde que la Justicia les devolvió la facultad de poder ingresar a retirar los residuos del interior de la empresa curtidora, los trabajadores de la recolección retirarán sólidos urbanos, es decir, residuos que no sean considerados peligrosos. “La empresa debe cumplir con las normas y leyes sobre ambiente, deben tratar sus residuos, trasladar los que no tengan tratamiento a plantas donde sean tratados, por ejemplo acá cerca en Catamarca, y algo muy importante, deben remediar la situación que lleva más de tres décadas. Nosotros vamos a hacer nuestro trabajo y esperamos que ellos también lo hagan, porque si no serán clausurados. Ya esto no lo digo yo, lo dice la Justicia Federal, a quien todos debemos obedecer, porque si bien es importante el trabajo que dan en la comunidad de Nonogasta, más importante es la salud de las miles de personas que ahí viven”, manifestó Gaitán a DiarioChilecito.com

Por su parte, el Secretario de Ambiente careció de cintura política el pasado martes, cuando trasladó responsabilidades a las Asambleas Ciudadanas que se manifiestan en contra de la contaminación, y las Asambleas salieron a contestarle en duros términos, cuestionando su accionar como principal contralor de las inacciones en precaución ambiental de la curtiembre.

Si bien es cierto que Azulay se movió para que la planta de tratamiento funcione, también es cierto que la curtidora está violando leyes desde hace tiempo y que nadie le puso un coto.

Papelón aparte pasó la empresa, cuando a través de la consultora de Buenos Aires Irene Kurzempa, salió a tapar el sol con un dedo, intentando justificar su accionar. Hace un tiempo lo hizo Osvaldo Cado, diseñador de la planta de tratamiento, cuando dijo que los millones de litros de agua con desechos industriales sin tratar que se vertían en las lagunas “no iban a ningún lado”, y hoy lo hacen diciendo que el Cromo 3 es necesario para la vida.

La discusión fuera de toda lógica hizo que haya enfrentamiento entre quienes defienden a la empresa y quienes piden que la curtidora termine de una vez por todas, de afectar el ambiente a través de su producción sin control.

La Justicia emitió su dictamen e hizo su intimación a la empresa curtidora. Ambiente de la provincia se comprometió a controlar que la curtiembre elimine las cañerías que llegan a las lagunas, con el acompañamiento de Gendarmería Nacional, quienes harán de veedores de que todo se haga con normalidad.

La planta deberá tratar el agua tras los curtidos. Deberá tratar las grasas y los pelos para que no emitan el olor que hasta hoy se percibe en la ciudad de Nonogasta. Deberá eliminar todo vestigio de Cromo, y deberá reutilizar el sobrante de agua en riego del famoso y prometido pulmón verde que ya debería tener frondosos árboles de varios metros de altura.

Como siempre, el tiempo dirá si esta vez es la última advertencia, o es una de las tantas veces en que Chilecito y Nonogasta se ilusionaron con un final a la inyección contaminante de una generación completa: 33 años.

  • Puede enviar un mensaje al autor de este artículo haciendo click aquí:
  • Mensaje al autor
  • Publicado por Natalia Petric (Diario Chilecito) el Wednesday 18 de July de 2018 a las 21:53 Hs.
Copyright 1998-2018 Grupo E·mail® - Todos los derechos reservados.
+54(03825) 423·700 (Chilecito - La Rioja - Argentina)