Títulos Tapas Papel Video Contacto Login
  • Tapa de la semana
  • Contratapa de la semana
  • Foto que habla
  • Foto del recuerdo
    • Banco Macro
    • Claro
  • Registrate
  • Complejo Cable Carril
  •  90.5 - La letra que nos une
  • Te gusta!
  • Cooperativa La Riojana

José María tiene 15 años y nació con parálisis cerebral. Pidió ayuda y la consiguió

Chilecito, CAMPEÓN en solidaridad

Nació como nacen todos los bebés del mundo. Pero algo no estaba bien. José María tenía parálisis cerebral. Si intento ponerme en el lugar de su mamá, Selva, siento que se me habrían venido miles de imágenes a mi cabeza.

[Mirá el video de 3 minutos]

VIDEO: Chilecito, CAMPEÓN en solidaridad



Como lo hacen millones de madres en el mundo, Selva debió criar a su bebé, totalmente sola. Si es difícil hacerlo con niños sin inconvenientes para desarrollarse por sí solos, no quiero imaginarme lo difícil que habrá sido para esta madre.

Pero José María no era un niño común. Traía con él una carga de amor y sabiduría superior a la de muchos de nosotros.

Desde que tiene uso de razón, tiene dificultad para respirar y deficiencia en su motricidad. Es que una parte de su cerebro lo pelea y le hace la contra en todo lo que él se propone. Pero otra parte de su cerebro se alió a su corazón, y juntos, batallan todos los días contra las dificultades que se presentan.

José María está a pocos días de cumplir 16 años. Fue abanderado de su escuela, orgulloso compañero de adolescentes que lo integran, también es músico... toca la guitarra y hasta escribe letras para “rapear” en sus momentos libres.

No tuvo la posibilidad de criarse junto a un padre, pero tuvo la dicha de recibir un amor inagotable de una madre que supo multiplicarse, para que a su hijo jamás le falte nada.

Cuando hablemos del hombre que llegue a ser José María en un par de décadas, podremos decir que a su lado tuvo a una gran mujer. Su madre. Quien desde niño no le hizo faltar herramientas para su desarrollo.

Sin dudas este adolescente es orgullo de vecino. Y Chilecito así lo demostró con sus gestos de solidaridad. En menos de 48 horas le dieron un empujón para que José María siga su camino. Estímulos que todos los seres humanos necesitamos alguna vez en nuestras vidas.

Y si el mundo fuera menos egoísta y más empático, millones de personas que se postergan por falta de oportunidades, podrían alcanzar sus metas.

El individualismo nos convierte en personas que no queremos ser. Por eso debemos agradecer a niños como este, que nos hacen despertar y mirar más allá de lo que vemos, cuando perseguimos banalidades, preocupados por situaciones que nosotros mismos creamos en nuestras pequeñas burbujas, mientras desperdiciamos mucho de lo que Dios nos regaló.

Hoy podemos celebrar un logro más de uno de los nuestros. Se animó a pedir ayuda y personas como vos, se la dieron.

La sonrisa impregnada de felicidad que mostró hoy junto a su madre, no puede ser medida. Su agradecimiento. Su ilusión. Su sensación de libertad…

Gracias a cada uno de los ciudadanos anónimos que colaboraron con pequeños billetes que parecían no sumar, pero que junto a otros varios llegaron a la suma que se necesitaba para la compra de esta especie de “complemento” de las piernas de José María.

Pequeños aportes económicos de decenas de vecinos anónimos… Más el apoyo de Pipo Carnicero, “Melli” Caliva, Famatina Motos, Rehabilitar, Lolo Ontivero, Gustavo Roldán y Francisco Sabre… GRACIAS en nombre de Selva Rementería y su hijo José María.

Que la vida nos siga regalando oportunidades de DAR, sin mirar a quién.

Josho Campillay

  • Puede enviar un mensaje al autor de este artículo haciendo click aquí:
  • Mensaje al autor
  • Publicado por José Luis Campillay (Diario Chilecito) el Thursday 12 de October de 2017 a las 15:11 Hs.
Copyright 1998-2017 Grupo E·mail® - Todos los derechos reservados.
+54(03825) 423·700 (Chilecito - La Rioja - Argentina)